Displaying 1 - 25 of 45

C贸digoValoraci贸nNombre RevisorNotasTipo de trabajoObjetivos del trabajoMaterial y M茅todosResultadosDiscusi贸nConclusionesBibliograf铆aArchivo
AprobadaJuan A. CorberaCasos Cl铆nicos
TIC-014AprobadaAlejandro Ba帽aresTrabajos de Investigaci贸n Cl铆nica

Describir la experiencia a corto/medio plazo de 11 pacientes que, sufrieron un traumatismo que conllev贸 una fractura de cr谩neo, la cual se solucion贸 con osteos铆ntesis y de placas bloqueadas.

revaluamos 11 pacientes intervenidos de fracturas de cr谩neo con osteos铆ntesis y un sistema de placas bloqueadas as铆 como los resultados obtenidos a corto- medio plazo. Todos los pacientes fueron intervenidos en el mismo hospital as铆 como por el mismo equipo de cirug铆a.
Fueron todos pacientes de la especie canina : presas canarios(3), yorkshire terrier ( 4) y chihuahuas( 4).
Las causas fueron: agresiones de otros canes(5) y traumas externos(6).
La evaluaci贸n de las fracturas se realiz贸 mediante estudio de TC del cr谩neo con equipo Toshiba 16 cortes.
Las regiones afectadas fueron: hueso frontal con zona del calvario inclu铆do( 3 pacientes).
Presentaci贸n m煤ltiple, con zona del calvario dorsal( 2 pacientes).
Afecci贸n del hueso occipital con cierta afectaci贸n del calvario dorsal caudal (5 pacientes).
Afecci贸n del hueso nasal/ maxila
La afecci贸n de la regi贸n occipital se observ贸 en pacientes de raza peque帽a y despu茅s de un traumatismo no especialmente severo, ca铆das desde alturas moderadas.
Todos los pacientes fueron intervenidos en el mismo hospital as铆 como por el mismo equipo de cirug铆a.
Los sistemas de implantes usados fueron: sistema mini/micro de Fixin para tornillos de 1.3-1.7(3) y sistema mini de Biosurgex para tornillos de 1.5-2.(8).
Se realizaron radiograf铆as inmediatas postcirug铆a a todos los pacientes mientras que las 6 semanas a 7 de los 11 pacientes. Se realizaron controles telef贸nicos o a trav茅s de su veterinario confianza en caso de remisi贸n.

Todos los pacientes fueron intervenidos entre 2 a 7 d铆as post traumatismo.
Todos los pacientes intervenidos tuvieron correcta reducci贸n de la fractura, estabilizaci贸n de la regi贸n del calvario as铆 como de la correcta extracci贸n del hueso del cr谩neo proyectado hacia el par茅nquima encef谩lico.
Un paciente de raza chihuahua afectado de fractura occipital, falleci贸 a las 20 horas de la cirug铆a( 9.09%).
Los otros 10 pacientes tuvieron el alta hositalaria entre los 2 a 7 dias postquir煤rgicos. Un paciente intervenido de fractura m煤ltiple, tambi茅n tuvo afecci贸n de la regi贸n temporomandibular izquierda, lo que conllev贸 acompa帽ar el procedimiento quir煤rgico de una estabilizaci贸n de dicha regi贸n con postes de composite en los colmillos. Este paciente qued贸 con cierto defecto en el cierre mandibular que no afect贸 de manera significativa a su calidad de vida.
Otro paciente con fractura de hueso nasal/maxila conllev贸 la extracci贸n de m煤tiples dientes incisivos de la zona superior.
Ning煤n paciente manifest贸 p茅rdida de implantes en cuanto a desbloqueos del sistema, rotura del implante.
Los pacientes a los cuales se realizaron radiografias postcirug铆a, presentaron correctas consolidaciones del sistema.
Los pacientes con estado mental alterado previo a la cirug铆a o con huesos clavados en el par茅nquima cerebral, mejoraron su condici贸n neurol贸gica, una vez realizada la cirug铆a estabilizadora.

Las fracturas de cr谩neo conllevan alteraciones neurl贸gicas severas en los pacientes. Se establecen varios puntos cr铆ticos una vez que recibios al paciente con traumatimos craneal.
C贸mo tratarlo m茅dicamente. C贸mo y en qu茅momento realizar el diagn贸stcio de im谩genes y que tipo de prueba diagn贸stica es la m谩s sensible.
C贸mo tratarlo quir煤rgicamente. Cuando realizar esta 煤ltima terapia. En caso de selecci贸n del paciente para cirug铆a, qu茅 tipo de implantes debemos de usar: placas de compresi贸n o bloqueadas, de titanio o de acero, de qu茅 tama帽o.
Una vez que recibimos a un paciente con un traumatismo de enc茅falo, debemos de entender que es una urgencia de pron贸stico reservado y que nos obliga a realizar valoraciones permanentes e intensivas del paciente a la vez que aplicamos terapias m茅dicas que minimizen el riesgo de hemorragias intracraneales y aumentos de la presi贸n intracraneal( PIC). Para reconocer el aumento de la PIC, nos basmaos princnipalmente en la exploraci贸n neurol贸gica: presencia del reflejo de Cushing( alteraci贸n del estado mental, bradicardia y aumento de la presi贸n arterial sist茅mica).
Si bien no se encuentra un momento concreto descrito en la bibliograf铆a para la realizaci贸n del diagn贸stcio con imagen, se coincide en que 茅ste sea tan r谩pido, como la situaci贸n cl铆nica del paciente nos lo tolere: anestesia general, movilizaci贸n del paciente...
Para el diagn贸stico del traumatismo craneoencef谩lico consideramos que el estudio de TC es el m谩s pr谩ctico y sensible para la valoraci贸n no solo de la presencia de una fractura, sino tambi茅n para detectar la presencia de sangre intracraneal( ventana cerebro). Hay autores que prefieren el uso de la resonancia magn茅tica de enc茅falo para detectar m谩s posibles lesiones del par茅nquima cerebral, si bien ello conlleva m谩s tiempo anest茅sico y consideramos que de entrada perjudica m谩s la estabilizaci贸n y viabilidad del paciente. En dos casos de los intervenidos y que mantuvieron signos cl铆nicos neurol贸gicos al tiempo de la cirug铆a, se consider贸 realizar estudio de resoanncia magn茅tica, ya que eran pacientes estables y la resoancnia magn茅tica aportaba mayor informaci贸n del estado general del par茅nquima cerebral.
Una vez decidido que el paciente es quir煤rgico, por haber demostrado que tiene fractura de cr谩neo desplazada con o sin enterramiento del hueso desplazado al par茅nquima cerebral, la t茅cnica seleccionada en todos los pacientes fu茅 el uso de la estabilizaci贸n mediante osteos铆ntesis y placas bloqueadas de bajo perfil. Las placas de compresi贸n tradicionales tienden a emigrar de manera m谩s f谩cil,sobre todo cuando trabaja en un hueso plano. Adem谩s las palcas bloqueadas tienen menor perfil, y al no estar sometidas a fuerzas que puedan romperlas, siempre ser谩n m谩s est茅ticas que las tradiocionales y tendr谩n menos posibilidades de fistulizarse por contacto con zona muscular/subcut谩neo. Si hay herida contaminada( mordidas...), el uso de implantes de titanio minimizan la posibilidad de osteomielitis.

1- Los pacientes afectados de cirug铆a por traumatismo craneoencef谩lico que se recuperan del proceso postquir煤rgico inmediato( m谩s de 24h) la recuperaci贸n neurol贸gica es excelente.
2- El traumatismo de enc茅falo que conlleva fractura de neurocr谩neo con afecci贸n/hundimiento de la zona del calvario, se resuelven de manera eficiente con placas de bloqueo de bajo perfil( tornillos de 1.5-2mm).
3- Los implantes bloqueados de bajo perfil mec谩nico suelen ser suficientes para estabilizar los huesos de neurocr谩neo, sin llegar a sufrir deformaciones, ni aflojamientos del bloqueo tornillo-placa.
4- En casos de traumas contaminados por mordidas, los sistemas de implantes de titanio usados no manifestaron signos de contaminaci贸n cl铆nica o radiol贸gica en los periodos de seguimiento.

1- Platt SR1, Radaelli ST, McDonnell JJ.The prognostic value of the modified Glasgow Coma Scale in head trauma in dogs.Vet Intern Med. 2001 Nov-Dec;15(6):581-4.
2- Friedenberg SG, Butler AL, Wei L, et al. Seizures following head trauma in dogs: 259 cases (1999-2009). J Am Vet Med Assoc. 2012; 241: 1479-1483.
3. Steinmetz S, Tipold A, L枚scher W. Epilepsy after head injury in dogs: a natural model of posttraumatic epilepsy. Epilepsia 2013; 54(4): 580-588.鈥
4- Beltran E, Platt SR, McConnell JF, et al. Prognostic value of early magnetic resonance imaging in dogs after traumatic brain injury: 50 cases. J Vet Intern Med 2014; 28: 1256-1262.
5- Langer P, Black C, Egan P, Fitzpatrick N. Treatment of Calvarial Defects by Resorbable and Non- Resorbable Sonic Activated Polymer Pins and Mouldable Titanium Mesh in Two Dogs: A Case Report. BMC Vet Res. 2018 Jun 22;14(1):199.

AprobadaJuan A. CorberaCasos Cl铆nicos
AprobadaJuan A. CorberaCasos Cl铆nicos
TIC-013AprobadaManuel MoralesTrabajos de Investigaci贸n Cl铆nica

Evaluar 5 pacientes con traumatismo uretral que conllev贸 incapacidad para realizar la micci贸n y que se solucion贸 mediante radiololog铆a intervencionista y el uso de un stent de nitinol para recuperar el di谩metro y la estanqueidad de la uretra.La ruptura uretral es poco com煤n en perros y gatos1,2 y puede ocurrir como consecuencia de un trauma vehicular, fracturas p茅lvicas, heridas por mordedura, lesiones penetrantes, c谩lculos uretrales y lesi贸n iatrog茅nica durante la cateterizaci贸n uretral o cirug铆a1,2,3.. Mientras que en perros la causa m谩s habitual de trauma uretral son los accidentes de tr谩fico, en gatos suele ser una lesi贸n iatrog茅nica asociada a sondajes uretrales. Los signos principales de la enfermedad uretral son: estranguria, polaquiuria, disuria, y en algunos casos enfermedad renal secundaria. Presentamos 5 casos de traumatismo uretral que conllevaron incapacidad para eliminar la orina v铆a uretral, ya fuera de manera parcial o total y que fueron tratados mediante cirug铆a m铆nimamente invasiva guiada por imagen/intervencionismo y el uso de stent uretrales.

se presentan 5 pacientes : 4 de especie canina y uno de especie felina, con estranguria/disuria/incapacidad para orinar despu茅s de haber sufrido un traumatismo uretral.
Todos los pacientes fueron diagnosticados mediante una uretrograf铆a retr贸grada por el mismo equipo de diagn贸stico y cirug铆a mediante el uso de un equipo de Fluoroscopio General Electric, OEC Fluorostar 7900 y el uso de contraste iodado diluido en suero fisiol贸gico 1:1.
Los diagn贸sticos fueron:
1-rotura/p茅rdida de la integridad uretral a nivel intrap茅lvico (3 casos). Estos tres pacientes hab铆an sido atropellados por un veh铆culo.
2-rotura/p茅rdida de la integridad uretral extrap茅lvica ( 2 casos) . La causa en estos dos pacientes fueron por sondaje uretral( gato), por ca铆da de cierta altura( canino con fractura de hueso peneano)
Cuatro de los pacientes presentaban azotemia secundaria postrenal y previo a la cirug铆a intervencionista.
Uno de los pacientes con rotura de uretra extrap茅lvica, presentaba a su vez fractura del hueso peneano, lo que conllevaba compromiso de la uretra a dicho nivel.
Para la soluci贸n del defecto se dilat贸 e impermeabiliz贸 la uretra mediante el uso de un stent de nitinol cuvierto . Para ello, se siguieron los siguientes pasos.
Paciente en dec煤bito supino para el acceso anter贸grado( 2), en dec煤bito lateral para el acceso retr贸grado(3). Se introdujo una gu铆a o regla marcada en el recto para realizar las medidas del defecto uretral de manera indirecta y proporcionada.
Para el acceso anter贸grado, se introdujo una aguja a la vejiga de la orina que nos permiti贸 introducir una gu铆a de 0.018 y un microkit 4Fr. Posteriormente pasamos a una gu铆a hidrof铆lica de 0.035. Se intent贸 varias veces hasta que al final se recanaliz贸 la uretra. A partir de ah铆, se pudo introducir un cat茅ter portador y liberar el stent de nitinol al menos 1 cm craneal y caudal al defecto. En los otros tres pacientes con defecto uretral se us贸 el introductor directo a la uretra peneana y posterior recanalizaci贸n de la uretra mediante gu铆a hidrof铆lica de 0.035 y posterior liberaci贸n del stent proporcionado y cumpliendo las medidas de pasar el defecto por ambos lados.

todos los pacientes intervenidos recuperaron la micci贸n voluntaria en las siguientes 24h. En caso de haber presentado azotemia, recuperaron la funci贸n renal en las siguientes 24 horas. Todos los pacientes dejaron de padecer estranguria, en las siguientes 48 horas, si bien el gato y dos de los pacientes con rotura uretral p茅lvica presentaron polaquiuria en los siguientes dias postcirug铆a. Todos tuvieron el alta hospitalaria por dicha obstrucci贸n uretral, si bien uno de los pacientes con fractura p茅lvica, sufri贸 una pancreatitis postraum谩tica a las dos semanas que conllev贸 la muerte del paciente. En los pacientes que se han controlado a largo plazo( m谩s de dos a帽os), ( dos pacientes), la calidad de vida es totalmente normal, no sufriendo consecuencias derivadas directa o indirectamente del propio procedimiento o del uso de implantes de nitinol.

Cuando se presenta un paciente con politraumatismo, y que conlleve fractura p茅lvica, a pesar de no ser habitual, debemos de sospechar de una lesi贸n en la uretra. En caso de haber trauma uretral, se plantean varios puntos cr铆ticos: c贸mo diagnosticar la integridad de la uretra y en caso de estar 茅sta afectada, qu茅 t茅cnica debemos de elegir para recuperar la funcionalidadde la misma.
A pesar que la radiolog铆a convencional, la ecograf铆a, el TAC, la resonancia magn茅tica y la endoscopia, se perfilan como t茅cnicas validadas para el diagn贸stico del trauma uretral, la uretrograf铆a retr贸grada mediante fluoroscopia, es una t茅cnica de imagen din谩mica que nos aporta una visi贸n directa de una lesi贸n uretral que conlleve fugas y/o lesi贸n incapacitante y por consiguiente a nuestro criterio, es para dicho fin superior a las dem谩s t茅cnicas.
Para la soluci贸n del defecto uretral, las opciones planteadas en la bibliograf铆a son:
1- sondaje uretral/vesical y esperar cicatrizaci贸n.
2- uretrostom铆a.
3- Abrir y suturar/recanalizar.
La primera de las opciones, puede conllevar el deterioro del paciente, teniendo en cuenta que un alto porcentaje de ellos se presenta con azotemia /fallo renal.
La cirug铆a abierta, puede conllevar estenosis uretrales posteriores , infecciones y deterioro generalizado del paciente.De hecho una de las pacientes hab铆a sido intervenida por su veterinario de confianza dias atr谩s y la uretra no lleg贸 a recanalizarse en dicha cirug铆a, remiti茅ndola a nuestro hospital para posteriormente ser solucionado mediante dicha t茅cnica descrita y stent de nitinol.

1- La cirug铆a endoluminal se perfila como una t茅cnica validada y repetible para el tratamiento de las patolog铆as traum谩ticas uretrales4,5,6.鈥2- El uso de stent uretrales soluciona patolog铆as traum谩ticas /obstructivas sin conllevar acceso quir煤rgico invasivo y sin riesgos de estenosis postquir煤rgica.
3- En traumas de uretra peneana, el uso de stent uretral estabiliza el desplazamiento radial de la uretra y secundariamente estabiliza el hueso peneano en caso de ser un paciente canino y presentar fractura del mismo..
4- Las reacciones adversas del nitinol en la zona uretral , no conlleva complicaciones a considerar.
5- un stockage de stents uretrales en el hospital permite el diagn贸stico y tratamiento precoz del paciente, agilizando la recuperaci贸n del mismo, si bien conlleva una inversi贸n econ贸mica de cierto calibre.

1 -Kleine LJ and Thornton GW. Radiographic diagnosis of urinary tract trauma. J Am Anim Hosp Assoc 1971; 7: 318鈥327.
2- Selcer BA. Urinary tract trauma associated with pelvic trauma. J Am Anim Hosp Assoc 1982; 18: 785鈥793.
3- Kolata RJ and Johnston DE. Motor vehicle accidents in urban dogs: a study of 600 cases. J Am Vet Med Assoc 1975; 167: 938鈥941.
4- Elana N. Hadar,聽Megan J. Morgan, Oliver De Morgan. 鈥淯se of a self-expanding metallic stent for the treatment of a urethral stricture in a young cat. In jfms.2011.03.001
5 - Della Maggiore AM, Steffey MA, Westropp JL. 鈥漈reatment of traumatic penile urethral stricture in a dog with a self-expanding covered nitinol stent鈥. JAVMA. 2013 Apr 15;242(8): 1117-21.鈥6 -Hill TL, Berent AC, Weisse CW.鈥 Evaluation of urethral stent placement for benign urethral obstructions in dog鈥.JVIM 2014.Sep-Oct;28(5):1384-90.
7-Elena S Addison,聽Zoe Halfacree,聽Alasdair Hotston Moore,聽Jackie Demetriou
Jackie Demetriou. 鈥淎 retrospective analysis of urethral rupture in 63 cats鈥. In Journal of Feline Medicine and surgery. Volume:16 issue:4, page 300-307

AprobadaJuan A. CorberaCasos Cl铆nicos
AprobadaSara P茅rezCasos Cl铆nicos
TIC-012AprobadaManuel MoralesTrabajos de Investigaci贸n Cl铆nica

Se realiza un estudio sobre los protocolos anest茅sicos empleados en conejos en las distintas cl铆nicas en Espa帽a. Para ello se realiz贸 una encuesta sobre las combinaciones de f谩rmacos empleadas como premedicaci贸n, inducci贸n y en el mantenimiento de la anestesia. Otros datos complementarios fueron antiinflamatorios, anest茅sicos locales, variaciones en la monitorizaci贸n, uso de traqueotubos o de cat茅teres.

Para el estudio se obtuvo un total de 47 encuestas pertenecientes a distintas cl铆nicas de ex贸ticos en Espa帽a. Los resultados fueron analizados y representados gr谩ficamente.

Gr谩ficas en archivos adjuntos.

Seg煤n algunos autores, la combinaci贸n de ketamina y midazolam es segura y produce una menor demanda hep谩tica. Esto combinado con isofluorano como mantenimiento se considera suficiente. Adem谩s, estudios recomiendan el uso de opioides en la premedicaci贸n para disminuir el dolor post- operatorio (por ejemplo: butorfanol o buprenorfina). Algunos autores indican, que la administraci贸n de f谩rmacos como la lidocaina en infusi贸n continua (CRI) favorece la motilidad gastrointestinal post-operatoria, siendo mejores que cuando se emplea buprenorfina.

- La monitorizaci贸n es esencial durante la anestesia de estos animales, dado que son m谩s sensibles que otras especies.
- Mas del 60% de las muertes son durante el post-operatorio. Recordar la importancia de administrar protectores g谩stricos, antiinflamatorios, antibi贸ticos y procin茅ticos durante la recuperaci贸n.
- Entre las encuestas, se observa que los f谩rmacos m谩s usados como preanest茅sicos se encuentran la ketamina y el midazolam, seguidos de un agente inductor.
- En Espa帽a, como mantenimiento se emplea mayormente el isofluorano dado que presenta menos riesgos.
- Existen muchos anest茅sicos en el mercado que deben ser elegidos cuidadosamente dado a la falta de estudios sobre protocolos anest茅sicos en conejos.

- Allweiler, S., Leach, M., & Flecknell, P. (2010). The use of propofol and sevoflurane for surgical anaesthesia in New Zealand White rabbits. Laboratory Animals, 44(2), 113-117.
- 脕lvarez, I. (2007). M茅todos de anestesia, analgesia y eutanasia.Departamento de Cirug铆a Experimental, Hospital Universitario La Paz, Madrid, Espa帽a. Cap铆tulo 14,1-34.
- Atalan, G., Atalan, G., Erol, H., Erol, M., Atasever, A., Dogan, Z., . . . Keles, I. (2019). Comparison of Systemic Effects of Midazolam, Ketamine, and Isoflurane Anaesthesia in Rabbits. Journal of Veterinary Research, 63(2), 275-283.
- Caicedo-Guti茅rrez de Pi帽eres, L., & P茅rez-Agudelo, J. (2018). La lidoca铆na en terap茅utica veterinaria: posibles nuevos usos desde la perspectiva farmacocin茅tica y farmacodin谩mica. Revista Veterinaria y Zootecnia, 12(2), 82-90.

TIC-011AprobadaJuan A. CorberaTrabajos de Investigaci贸n Cl铆nica

El objetivo principal de nuestro estudio fue describir las causas etiol贸gicas de la epilepsia en una nuestra de poblaci贸n de peque帽os animales.
Para ello se utilizaron datos de la historia cl铆nica, el examen cl铆nico de los pacientes convulsivos y las pruebas realizadas.

Se buscaron historias cl铆nicas en el Servicio de Neurolog铆a y Neurocirug铆a del Hospital Veterinario Los Tarahales (Las Palmas de Gran Canarias), se tomaron
registros de los animales presentados en un periodo de 2016-2021, derivados por convulsiones como motivo de presentaci贸n.
Animales
Un total de 210 animales fueron incluidos en el presente estudio transversal. Se analizaron los datos registrados del examen f铆sico y neurol贸gico, un cuestionario y pruebas complementarias de cada paciente. Se recogieron antecedentes, caracter铆sticas de las crisis y alteraciones en pruebas de nivel I y II, para el estudio de su etiolog铆a.
Los criterios de inclusi贸n se basaron en animales que presentaban una convulsi贸n como primer signo cl铆nico, excluyendo animales con intoxicaciones, y aquellos que luego de las pruebas diagn贸sticas, la convulsi贸n fue provocada por un evento parox铆stico. Por lo tanto, se excluyeron los animales con crisis reactivas o eventos parox铆sticos (crisis no epil茅pticas). Posteriormente, la epilepsia se clasific贸 en epilepsia idiop谩tica o estructural.
An谩lisis estad铆stico
Las variables categ贸ricas se expresan como frecuencias y porcentajes. Los porcentajes se compararon, seg煤n el caso, mediante la prueba de Chi-cuadrado (蠂2).

De 210 animales (n=128, 61%), fueron diagnosticados etiol贸gicamente, por las pruebas de primer y segundo nivel. Se presentaron durante este periodo 31 razas distintas, siendo las m谩s observadas los Mestizos (n=47), Yokshire Terrier(n=34), Bulldog Frances (n=29), Chihuahua(n=29) y carlino (n=12). No hubo diferencias con respecto al g茅nero.
La distribuci贸n de la edad oscil贸 entre un mes de vida y 17 a帽os (mediana siete a帽os). La edad media de las hembras era de 7,33 a帽os, mientras que en la poblaci贸n masculina era ligeramente inferior, 6.94 a帽os (Fig. 1). Junto a ello, se analiz贸 cuando ocurr铆a el primer episodio epileptiforme, que comenz贸 a una edad promedio de 6.035 a帽os.
La poblaci贸n de nuestra muestra de estudio obtuvo la siguiente clasificaci贸n etol贸gica de las crisis epil茅pticas. Un total de 128 pacientes descubrieron la causa del ataque, 56 animales (43,75%) fue causado por Epilepsia Estructural, mientras que 51 animales (39.84,%) por Epilepsia Idiop谩tica y 18 animales (14,1%) presentaci贸n Epilepsia Reactiva (Fig.2).
Las pruebas diagn贸sticas, se realizaron, en funci贸n de la rese帽a del animal y la presentaci贸n cl铆nica, comenzando por las pruebas de primer nivel, y en caso de requerirla, pruebas de segundo nivel. Tras el primer an谩lisis se registraron las etiolog铆as metab贸licas, que pudieran desencadenar en ataque epileptiformes. Obteniendo un total de 18 animales, que mostraron una disfunci贸n vascular en el h铆gado, obteniendo que el 36.8% de los animales con alteraciones metab贸licas eran causadas por shunt hep谩ticos.
Posteriormente, descartadas las alteraciones metab贸licas, se procedi贸 a realizar pruebas diagn贸sticas para identificar causantes etiol贸gicas de alteraciones
estructurales en enc茅falo. Se obtuvo que las principales alteraciones epileptiformes eran debido a causas inflamatorias/infecciones y neopl谩sicas.
Analizando la mayor predisposici贸n de encefalopat铆as estructurales, se observ贸 que las alteraciones inflamatorias/infecciosas fueron las m谩s frecuentes. Se analizaron mediante estudio de resonancia magn茅tica y la extracci贸n de L铆quido cefalorraqu铆deo. Tras recibir los informes de las PRC, para la determinaci贸n de enfermedades infecciosas, se present贸 que eran m谩s predispuestos a padecer encefalopat铆as de origen inflamatorio que infecciosos (Fig. 3).
Del mismo modo se analiz贸 las alteraciones neopl谩sicas que afectaban al enc茅falo, no hubo diferencia significativa en lo que respecta al sexo. Siendo la neoplasia intracraneal m谩s predisponente las primarias de origen neuroepitelial, per se, los gliomas. Estas si se vieron influenciadas por la edad, a presentar mayor edad, exist铆a mayor predisposici贸n de padecer una encefalopat铆a por neoplasia (Fig. 4).
Finalmente, los pacientes que no mostraron ninguna alteraci贸n la exploraci贸n neurol贸gica en periodo post ictal y en ninguna de las pruebas cl铆nicas, fueron clasificadas en el grupo de la epilepsia idiop谩tica. Obteniendo que 51 animales (39.84, %).

En nuestra poblaci贸n de muestra no est谩 asociada a las razas predispuestas con mayor probabilidad de desarrollar epilepsia, y las razas m谩s asociadas a los ataques epil茅pticos en Europa que se han descrito son el Border Terrier (13,1%), el Pastor Belga (9,5%), el Petit Basset Griffon Vendeen (n 8,9%), Spitz finland茅s (5,4%), Spinone italiano (5,3%) y Labrador Retriever (3,1%).(1) (2)(3).
La edad media de nuestra muestra poblacional fue de 7 a帽os, mientras que la primera crisis se produjo a una edad temprana de 6,035 a帽os. El inicio de la epilepsia canina idiop谩tica se produce normalmente entre los 6 meses y los 6 a帽os de edad. (1)(2)(3). Podemos esperar que a esta edad las crisis idiop谩ticas sean las m谩s comunes, sin embargo, podemos observar un alto porcentaje (n = 43,75%) de pacientes con epilepsia estructural. Estudios indican que entre los 6 meses y los 6 a帽os, existe una probabilidad (<3,25%) de padecer epilepsia idiop谩tica, por lo que obtenemos un resultado superior al descrito por los autores (1) (2).
En un total de 128 pacientes se descubri贸 la causa etiol贸gica de las crisis convulsivas, 18 animales presentaron encefalopat铆as de origen metab贸lico, en relaci贸n mayor con los animales que presentaron alteraciones estructurales (n=56), mientras que 51 animales fue diagnosticado por epilepsia idiop谩tica. Esta mayor frecuencia en cuanto a la etolog铆a en nuestra muestra poblacional no es similar a lo descrito en la literatura, donde la epilepsia idiop谩tica es la enfermedad neurol贸gica m谩s com煤n que afecta tanto a los perros de raza pura como a mestizos(1).
En cuanto a los causantes etiol贸gicos diagnosticados que afectaban de forma localizada/generalizada al enc茅falo, podemos destacar que las principales alteraciones fueron las inflamaciones/infecciones y las neoplasias. Las encefalitis inflamatorias (n= 22) fueron diagnosticas mediante estudio de imagen avanzado y estudio de l铆quido cefalorraqu铆deo normal, presentando una mayor predisposici贸n frente las infecciosas(n=3), Adem谩s se observ贸 que presentaban mayor
predisposici贸n el hecho de ser raza de peque帽o tama帽o como factor de riesgo, siendo una predisposici贸n esperada sobre todo en Yokshire terrier y caniches (4).
Las alteraciones neopl谩sicas fue el siguiente grupo de enfermedades presentadas con mayor predisposici贸n, afectando y presentando las neoplasias primarias, principalmente las de origen neuroepitelial (5).

1. Una mayor prevalencia de razas predispuestas a padecer epilepsia en comparaci贸n con otras razas, cruces, Alaskan Malamute, Beagle, Boxer, Bulldog Franc茅s, Caniche, Pug, Chihuhahua, Galgo Italiano, Schnauzer, y Yorkshire terrier, Sin embargo, hay m谩s incidencia en ciertas razas donde tienen un n煤mero reducido en nuestra muestra poblacional, por lo que son necesarios estudios m谩s detallados para verificar la mayor prevalencia en esas razas.
2. En nuestro estudio no se evidenci贸 una predisposici贸n de g茅nero, al contrario de que exista una mayor proporci贸n de machos frente a hembras.
3. La edad de inicio de las crisis fue de 6,24 a帽os, siendo m谩s frecuente a esta edad la epilepsia idiop谩tica.
4. La principal etiolog铆a que provoc贸 las crisis en nuestro estudio fue la epilepsia estructural (54,65%).
5. Las causas Inflamatorias/infecciosas y neopl谩sicas fueron las etiolog铆as m谩s frecuentes de lesiones y encefalitis

1.Volk HA. International Veterinary Epilepsy Task Force consensus reports on epilepsy definition, classification and terminology, affected dog breeds, diagnosis, treatment, outcome measures of therapeutic trials, neuroimaging and neuropathology in companion animals. Vol. 11, BMC Veterinary Research. BioMed Central Ltd.; 2015.
2. H眉lsmeyer VI, Fischer A, Mandigers PJJ, DeRisio L, Berendt M, Rusbridge C, et al. International Veterinary Epilepsy Task Force鈥檚 current understanding of idiopathic epilepsy of genetic or suspected genetic origin in purebred dogs. BMC Vet Res [Internet]. 2015;11(1). Available from: http://dx.doi.org/10.1186/s12917-015-0463-0
3. Hamamoto Y, Hasegawa D, Mizoguchi S, Yu Y, Wada M, Kuwabara T, et al. Retrospective epidemiological study of canine epilepsy in Japan using the International Veterinary Epilepsy Task Force classification 2015 (2003-2013): Etiological distribution, risk factors, survival time, and lifespan. BMC Vet Res [Internet]. 2016;12(1):1鈥7. Available from: http://dx.doi.org/10.1186/s12917-016-0877-3
4. Munana KR. Encephalitis and meningitis. Vol. 26, Veterinary Clinics of North America - Small Animal Practice. W.B. Saunders; 1996. p. 857鈥74.
5. Wisner ER, Dickinson PJ, Higgins RJ. Magnetic resonance imaging features of canine intracranial neoplasia. Vet Radiol Ultrasound [Internet].
2011 Mar [cited 2021 May 30];52(SUPPL. 1):52鈥61. Available from: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1740-8261.2010.01785.x

AprobadaSara P茅rezCasos Cl铆nicos
AprobadaJuan A. CorberaCasos Cl铆nicosResumen-congreso-2022.-Penfigo-Felino.pdf
AprobadaJuan A. CorberaCasos Cl铆nicos
AprobadaSara P茅rezCasos Cl铆nicos
Alejandro Ba帽aresSupongo que el peso del paciente, teckel 18kg, no es un error. Si no lo es, no indica si se consigui贸 perdida de peso durante el tratamientoCasos Cl铆nicos
AprobadaMiguel BatistaCasos Cl铆nicos
AprobadaJuan A. CorberaCasos Cl铆nicos
AprobadaSara P茅rezCasos Cl铆nicos
AprobadaMiguel BatistaCasos Cl铆nicos
AprobadaJorge Or贸sCasos Cl铆nicos
TIC-010AprobadaJorge Or贸sTrabajos de Investigaci贸n Cl铆nica

Investigaci贸n sobre la estructura anat贸mica de cabeza del drag贸n de Komodo a trav茅s tomograf铆a computarizada, con im谩genes transversales y reconstrucciones tridimensionales y proyecciones de m谩xima intensidad (MIP). Las estructuras anat贸micas identificadas en las im谩genes pretenden aportar mayor informaci贸n en el estudio de la cabeza de estos animales, pudiendo ser utilizadas para la comprensi贸n de las posibles patolog铆as en dicha especie.

Dos ejemplares Drag贸n de Komodo hembras, de diecisiete a帽os, nacidas en cautividad en el Parque Reptilandia (Las Palmas de Gran Canaria, Espa帽a).
Una de las hembras ten铆a una longitud de 225 cm (longitud hocico- respiradero) y pesaba treinta y seis kilogramos, mientras que la otra contaba con una longitud de 190 cm y un peso de veinticuatro kilogramos. En ning煤n caso se observaron anomal铆as en el examen f铆sico.
El Comit茅 de 脡tica del servicio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria autoriz贸 el protocolo de investigaci贸n (MV 鈥 2019/04).
El propietario de ambos dragones fue informado del estudio y firm贸 el consentimiento para la participaci贸n en el mismo.
Se obtuvieron cortes secuenciales transversales de tomograf铆a computarizada, utilizando un esc谩ner helicoidal de 16 cortes (Toshiba Astelion, Toshiba Medical System, Madrid, Espa帽a). Los datos originales se utilizaron para obtener im谩genes reconstruidas de la cabeza, despu茅s de la edici贸n manual de las im谩genes transversales de TC, para eliminar tejidos blandos. Para este prop贸sito, se utiliz贸 un formato est谩ndar Dicom 3D (Osirix MD, Ginebra, Suiza). Adem谩s, se obtuvieron im谩genes de proyecci贸n de m谩xima densidad (MIP) para mostrar de manera m谩s eficiente los contornos de los huesos y otras estructuras de menor atenuaci贸n utilizando un visor de im谩genes (Osirix MD, Apple, EEUU)

Im谩genes transversas de TC

La comparaci贸n entre la literatura disponible y las im谩genes de TC permiti贸 identificar la mayor铆a de las estructuras anat贸micas cl铆nicamente relevantes de la anatom铆a de la cabeza. Los huesos de cr谩neo (prefrontal, frontal, postorbital, parietal, escamoso, cuadrado, yugal, pterigoideo, basioccipital, parabasisfenoideo y maxilar), la mand铆bula (dentario, angular, surangular y articular) y los huesos hioides fueron f谩cilmente reconocibles, debido a la alta densidad de TC en el hueso cortical, y a la baja densidad en las cavidades medulares. La mayor铆a de estas estructuras tambi茅n se visualizaron con la configuraci贸n de tejido blando. Las estructuras llenas de aire, como la cavidad nasal, la laringe, la tr谩quea y la cavidad oral, dieron una densidad tisular de TC insignificante, mostr谩ndose negras en ambas configuraciones de ventana. Las estructuras de tejidos blandos como los m煤sculos de la mand铆bula, las gl谩ndulas labiales y nasales, los ojos y las gl谩ndulas de Harder, dieron una densidad de TC intermedia y aparecieron grises. Las estructuras nerviosas cerebro, cerebelo, ventr铆culos laterales, tronco encef谩lico y m茅dula espinal) se pudieron apreciar en ambas ventanas de TC.

Im谩genes reconstruidas de la cabeza

Se presentan im谩genes de la estructura tridimensional del cr谩neo del Varanus komodoensis en vista tanto dorsal como ventral, y la vista lateral izquierda.
El borde orbitario est谩 circunscrito por los huesos lacrimal, prefrontal y yugal. Distinguiendo adem谩s el hueso yugal del ectopterigoideo. En el borde posterodorsal de la 贸rbita, se pudo apreciar la fusi贸n de los huesos postorbitario y posfrontal en las reconstrucciones tridimensionales lateral y dorsal. En la vista ventral, los siguientes huesos del neurocr谩neo se muestran claramente delineados: el parabasisfenoides, el basioccipital y el pro贸tico. La uni贸n entre la premaxila y el maxilar, con una disposici贸n curva de los dientes, se identific贸 en la vista lateral y ventral. En la vista lateral se aprecia la curvatura de la fila de dientes con el margen de la mand铆bula y el maxilar. Adem谩s, la curvatura primaria del maxilar se muestra m谩s convexa, mientras que la mandibular aparece m谩s c贸ncava. La ap贸fisis coronoides aparece bastante prominente y los huesos surangular y articular se extienden caudalmente.

Se seleccionaron dos im谩genes de MIP correspondientes a las vistas dorsal y ventral del cr谩neo La imagen de MIP dorsal mostr贸 la uni贸n entre el premaxilar y el maxilar. Tambi茅n se observa c贸mo la disposici贸n del v贸mer sostiene la septomaxila. . La relaci贸n entre los huesos lacrimal, prefrontal y frontal se observ贸 en la vista dorsal. En el borde posterodorsal de la 贸rbita, se puede ver f谩cilmente la fusi贸n de los huesos postorbitario y posfrontal. La imagen de MIP veventral mostr贸 una excelente visualizaci贸n del pterigoideo, un hueso plano en forma de Y. Este hueso proporciona un proceso redondeado que contacta con el borde caudal de palatino.

En los 煤ltimos a帽os, la contribuci贸n de las t茅cnicas de diagn贸stico por imagen a la medicina de los reptiles, ha aumentado el conocimiento en la pr谩ctica cl铆nica y en la investigaci贸n veterinaria (Arencibia y otros, 2006, Moreno y otros, 2008, Banzato y otros, 2012).
Las t茅cnicas de imagen avanzada, como la tomograf铆a computarizada, se han vuelto cada vez m谩s comunes en la pr谩ctica cl铆nica veterinaria (Banzato y otros, 2013).
No obstante, su uso en medicina de reptiles a煤n es limitado debido al costo del equipo, la disponibilidad y los problemas log铆sticos de adquirir im谩genes de TC en estos animales (Arencibia y otros, 2006, Banzato y otros, 2013).
El cr谩neo del g茅nero Varanus es una compleja estructura que ha recibido cierta atenci贸n en estudios morfofuncionales, (Moreno y otros, 2008, Wilken y otros, 2019).
La visualizaci贸n de im谩genes mediante el uso de la ventana 贸sea, proporcion贸 una buena resoluci贸n para las estructuras esquel茅ticas, mientras que la ventana de tejido blando, nos permiti贸 distinguir los ojos y estructuras nerviosas del resto de los tejidos blandos. Se obtuvieron resultados similares en otros estudios realizados en reptiles (Arencibia y otros, 2006, Banzato y otros, 2011, Banzato y otros, 2012, Banzato y otros, 2013). Existen varias causas que pueden explicar la baja resoluci贸n de los tejidos blandos mostrada en nuestro estudio (Banzato y otros, 2011, Banzato y otros, 2013), como el peque帽o volumen de estas especies, la imposibilidad de reducir el campo de visi贸n del esc谩ner de TC y la presencia de huesos incrustados dentro de la piel. Estos huesos, llamados osteodermos cef谩licos, var铆an en forma y complejidad, y sirven principalmente como sistema anat贸mico defensivo para proteger a los individuos durante enfrentamientos agresivos con otros espec铆menes (Maisano y otros, 2019). Para evitar esta baja resoluci贸n, algunas investigaciones informaron sobre el uso de esc谩neres micro 鈥 TC (Wilken y otros, 2019), aunque este equipo no suele estar disponible en las cl铆nicas veterinarias (Banzato y otros, 2013).
Mediante la tomograf铆a computarizada, pudimos visualizar completamente el cr谩neo en reconstrucciones virtuales e im谩genes MIP. Por tanto, las im谩genes reconstruidas mostraron un cr谩neo ancho, comprimido dorsoventralmente. La mand铆bula se presenta curvada y los dientes comprimidos lateralmente. Esta morfolog铆a contrasta con la mayor铆a de los dem谩s var谩nidos, que presentan un cr谩neo dorsoventralmente alto y un margen ventral recto del maxilar. Adem谩s, se observ贸 una enorme variaci贸n de la 贸rbita, especialmente a lo largo del margen posterior de la 贸rbita, que est谩 cerrada en las lagartijas o semicerrada en estos var谩nidos. Este hecho est谩 determinado por la variaci贸n en la forma, el tama帽o y la presencia del hueso yugal, y tambi茅n en las variaciones de los huesos postorbitario y postfrontal.
Las im谩genes MIP mostraron ser una herramienta 煤til para delinear huesos y definir las suturas 贸seas de los mismos.

En conclusi贸n, las im谩genes de TC obtenidas en este estudio, proporcionan una adecuada interpretaci贸n anat贸mica de la cabeza del Varanus komodoensis. Esta informaci贸n podr铆a usarse para diagnosticar trastornos que involucran a la cabeza de los lagartos, como abscesos, enfermedades metab贸licas 贸seas, fracturas y neoplasias.

1. Banzato, T.; Russo, E.; Di Toma, A.; Palmisano, G.; Zotti, A. Anatomic imaging of the Boa constrictor head: A comparison between radiography, computed tomography and cadaver anatomy. Am. J. Vet. Res. 2011, 72, 1592鈥1599. [CrossRef] [PubMed]

2. Lauridsen, H.; Hansen, K.; Wang, T.; Agger, P.; Andersen, J.L.; Knudsen, P.S.; Rasmussen, A.S.; Uhrenholt, L.; Pedersen, M. Inside Out: Modern Imaging Techniques to Reveal Animal Anatomy. PLoS ONE 2011, 6, e17879. [CrossRef] [PubMed]

3. Deem, S.L. Role of the zoo veterinarian in the conservation of captive and free ranging wildlife. Int. Zoo Yearb. 2007, 41, 3鈥11. [CrossRef]

4. IUCN/SSC. IUCN Red List of Threatened Species. 2002. Available online: www.redlist.org (accessed on 1 December 2020).

5. Banzato, T.; Selleri, P.; Veladiano, I.A.; Martin, A.; Zanetti, E.; Zotti, A. Comparative evaluation of the cadaveric, radiographic and computed tomographic anatomy of the heads of green iguana (Iguana iguana), common tegu (Tupinambis merianae) and bearded
dragon (Pogona vitticeps). BMC Vet. Res. 2012, 11, 53. [CrossRef] [PubMed]

6. Arencibia, A.; Rivero, M.; De Miguel, I.; Contreras, S.; Cabrero, A.; Oros, J. Computed tomographic anatomy of the head of the
loggerhead sea turtle (Caretta caretta). Res. Vet. Sci. 2006, 81, 165鈥169. [CrossRef] [PubMed]

7. Banzato, T.; Selleri, P.; Veladiano, I.A.; Zotti, A. Comparative Evaluation of the Cadaveric and Computed Tomographic Features
of the Coelomic Cavity in the Green Iguana (Iguana iguana), Black and White Tegu (Tupinambis merianae) and Bearded Dragon
(Pogona vitticeps). Anat. Histol. Embryol. 2013, 42, 453鈥460. [CrossRef] [PubMed]

8. Pees, M.; Kiefer, I.; Thielebein, J.; Oechtering, G.; Krautwald-Junghanns, M.E. Computed tomography of the lung of healthy
snakes of the species Python regius, Boa constrictor, Python reticulatus, Morelia viridis, Epicrates cenchria and Morelia spilota. Vet.
Radiol. Ultrasound 2009, 50, 487鈥491. [CrossRef] [PubMed]

9. Hern谩ndez, C.; Peloso, P.L.; Bol铆var, W.; Daza, J.D. Skull Morphology of the Lizard Ptychoglossus vallensis (Squamata: Alo-
poglossidae) with Comments on the Variation within Gymnophthalmoidea. Anat. Rec. 2019, 302, 1074鈥1092. [CrossRef]
[PubMed]

10. Maisano, J.A.; Rieppel, O. The skull of the Round Island boa, Casarea dussumieri schlegel, based on high-resolution X-ray computed
tomography. J. Morphol. 2007, 268, 371鈥384. [CrossRef] [PubMed]

11. Maisano, J.A.; Laduc, T.J.; Bell, C.J.; Barber, D. The Cephalic Osteoderms of Varanus komodoensis Revealed by High-Resolution
X-ray Computed Tomography. Anat. Rec. 2019, 302, 1675鈥1680. [CrossRef] [PubMed]

12. Moreno, K.; Wroe, S.; Clausen, P.; McHenry, C.; D鈥 Amore, D.C.; Rayfield, E.J.; Cunningham, E. Cranial performance in the
Komodo dragon ( Varanus komodoensis) as revealed by high-resolution 3-D finite element analysis. J. Anat. 2008, 212, 736鈥746.
[CrossRef] [PubMed]

13. Fishman, E.K.; Ney, D.R.; Heath, D.G.; Corl, F.M.; Horton, K.M.; Johnson, P.T. Volume rendering versus maxi mum intensity
projection in CT angiography: What works best, when, and why. Radiographics 2006, 26, 905鈥922. [CrossRef] [PubMed]

14. Knipe, F.M. Principles of neurological imaging of exotic animal species. Vet. Clin. N. Am. Exot. Anim. Pract. 2007, 10, 893鈥907.
[CrossRef] [PubMed]

15. Banzato, T.; Hellebuyck, T.; Van Caelenberg, A.; Saunders, J.H.; Zotti, A. A review of diagnostic imaging of snakes and lizards.
Vet. Rec. 2013, 173, 43鈥49. [CrossRef] [PubMed]

16. George, T.F., II; Smallwood, J.E. Anatomic atlas for computed tomography in the mesaticephalic dog: Head and neck. Vet. Radiol.
Ultrasound 1992, 33, 217鈥240. [CrossRef]

17. Wilken, A.T.; Middleton, K.M.; Sellers, K.C.; Cost, I.N.; Holliday, C.M. The roles of joint tissues and jaw muscles in palatal
biomechanics of the savannah monitor (Varanus exanthematicus) and their significance for cranial kinesis. J. Exp. Biol. 2019, 222,
jeb201459. [CrossRef] [PubMed]

18. Mertens, R. Die Familie der Warane (Varanidae). 2, Der Sch盲del. Senck. Naturf. Ges. 1942, 465, 1鈥118.

AprobadaSara P茅rezCasos Cl铆nicos
TIC-009AprobadaMiguel BatistaTrabajos de Investigaci贸n Cl铆nica

Se realiza un estudio retrospectivo de un a帽o (2021-2022) sobre las mastectom铆as realizadas en el hospital cl铆nico veterinario analizando la edad de los animales, si se encuentran o no esterilizadas, las mamas afectadas y la cadena. Se comparan los datos obtenidos con otros estudios realizados, comprobando si los datos obtenidos coinciden con otros autores.

En el presente estudio, se analiz贸 un total de 38 hembras operadas de mastectom铆a en el hospital cl铆nico veterinario (ULPGC) en un per铆odo de un a帽o (2021-2022), comprobando los siguientes datos: si se encontraban o no esterilizadas, la cadena mamaria afectada (derecha/izquierda), las mamas afectadas (tor谩cica/abdominal/inguinal), la raza, la edad y los resultados de la biopsia.
La edad media de las perras del presente estudio es de 12 a帽os.
Para ello se elabora un excel donde se recogen todos los datos y se hacen los c谩lculos obteniendo as铆 distintos resultados en base a tipo de tumores (frecuencia de aparici贸n), cadena mamaria afectada y mama donde se encuentra la masa y si la hembra se encontraba o no esterilizada en el momento de la detecci贸n de la masa.

El 68鈥4% de las hembras no estaban esterilizada en el momento de la intervenci贸n.
El 42,1% presentaba afectada la cadena mamaria izquierda frente al 34,2% que present贸 la cadena mamaria derecha. El 23,7% present贸 afectaci贸n de ambas cadenas.
El 43% present贸 masas en la mama inguinal, el 36,9% en las mamas abdominales y el 20% en las mamas tor谩cicas.
Los mestizos fueron los m谩s afectados (50鈥6%) frente a otras razas como bich贸n maltes, Yorkshire terrier, pastor alem谩n, cocker spaniers鈥 cuyo porcentaje fue menor.
El tumor con mayor frecuencia de aparici贸n fue el carcinoma complejo moderadamente diferenciado (Grado II) en un 33,3%.

Varios estudios indican que la frecuencia de aparici贸n de estos tumores es mayor en hembras no esterilizadas, siendo coherente con los resultados obtenidos en nuestro estudio. Asimismo, se detecto una cierta predisposici贸n racial, similar a los hallazgos observados por otros autores.
Respecto a la naturaleza de los tumores, la mayor parte de los estudios indican que los tumores m谩s frecuentes son de origen epitelial (p.e., carcinomas), siendo coincidente con los resultados de nuestra investigaci贸n, donde el 50% de los tumores mamarios se podr铆an considerar malignos, siendo el Carcinoma Grado II el que presentaba un mayor porcentaje (33.3%).

Las hembras no esterilizadas tienen mayor probabilidad de padecer tumores mamarios.
Los tumores de mama m谩s frecuentes son de mayor grado de malignidad (carcinoma Grado II) y son de origen epitelial
La raza m谩s afectada son los mestizos a pesar de que existe cierta predisposici贸n racial, vi茅ndose que las razas de este estudio son las que seg煤n otros autores presentan una mayor probabilidad de padecer tumores mamarios.

1 Moe L. Population-based incidence of mammary tumors in some dog breeds. J Reprod Fertil-Suppl 2001;57:439鈥43. 鈥
2 Key TJA, Pike MC. The role of oestrogens and prostagens in the epidemiology and prevention of breast cancer. Eur J Cancer Clin Oncol 1982;24(1):29鈥43.
3[55] 聽Benjamin SA, Lee AC, Saunders WJ. Classification and behavior of canine mammary epithelial neoplasms based on life-span observations in beagles. Vet Pathol 1999;36(5): 423鈥36.

AprobadaSara P茅rezCasos Cl铆nicos
AprobadaJuan A. CorberaCasos Cl铆nicos
AprobadaManuel MoralesCasos Cl铆nicos
C贸digoValoraci贸nNombre RevisorNotasTipo de trabajoObjetivos del trabajoMaterial y M茅todosResultadosDiscusi贸nConclusionesBibliograf铆aArchivo